Más de 51 países nos visitan

Grupo infolentes Grupo infolentes Author
Title: Un anillo de silicona, prometedor nuevo tratamiento contra el glaucoma , No se necesita cirugía para colocarlo
Author: Grupo infolentes
Rating 5 of 5 Des:
Lentes de contacto optometria oftalmologia lentes de sol lentes oftalmicos Un anillo en silicona permitiría a los pacientes prescin...
Lentes de contacto optometria oftalmologia lentes de sol lentes oftalmicos


Un anillo en silicona permitiría a los pacientes prescindir de sus medicamentos durante seis meses, lo que eliminaría la necesidad de ponerse gotas de forma diaria para tratar su glaucoma o hipertensión ocular.
En Estados Unidos, casi la mitad de los pacientes con glaucoma  no se ponen las gotas oculares diarias prescritas por su oftalmólogo para tratar la patología, lo que les hace más vulnerables a una pérdida de visión y a la ceguera. Sin embargo, un nuevo dispositivo podría ayudar a resolver este problema.

Un estudio muestra que un anillo de silicona colocado en el ojo puede disminuir la presión intraocular hasta en un 20 por ciento durante seis meses. Reducir esta presión ocular es la clave para mantener bajo control el glaucoma, y evitar los daños sobre el nervio óptico que entraña una presión peligrosamente alta .
Si el dispositivo fuese aprobado (aun está en fase de test e investigación clínica), podría ser de gran ayuda para los 3 millones de personas que tienen glaucoma en los Estados Unidos, y por extensión a todas las personas que sufren esta patología a nivel mundial.
“Hacer que los tratamientos eficaces sean simples de utilizar para los pacientes, es el camino ideal para que podamos reducir la pérdida de visión debido al glaucoma “, comento James D. Brandt, M. D., director en la UC Davis Medical Center Glaucoma Service. y autor del estudio.

El anillo y el estudio clínico


El oftalmólogo coloca el anillo en la superficie del ojo justo por debajo de los párpados. No se necesita cirugía para colocarlo y los pacientes solo necesitan ponerse unas  lágrimas artificiales para mejorar la interacción entre el anillo y el ojo.
En el ensayo clínico de fase 2, los oftalmólogos probaron el dispositivo en 130 pacientes con glaucoma o hipertensión ocular. Sesenta y cuatro pacientes, llevaron el anillo de siliciona tratado con bimatoprost. El grupo de control lo formaban 66 pacientes, quienes llevaban un anillo de placebo (no estaba tratado con ningún medicamento), pero que a diferencia del otro grupo, si debían ponerse dos veces al día gotas contra el glaucoma (timolol 0,5%).

La presión ocular en los pacientes del primer grupo (anillo tratado con bimatoprost) disminuyó de 6,4 a 3,2 mm de Hg durante los seis meses que duro el test. Los que estaban en el grupo de control (tratados con gotas de timolol) vieron bajar su presión ocular de 6,4 a 4,2 mm de Hg.
El anillo parece ser bastante cómodo para el usuario: sólo el 6 por ciento de las personas que llevaron el dispositivo dijo haber sentido molestias. El dispositivo solo se salió de su posición en 15 pacientes, pero cada vez fue recolocado por el oftalmólogo sin dificultad alguna. Algunos pacientes dijeron sufrir picor y enrojecimiento de los ojos, pero esto es algo que ya ocurre actualmente en pacientes que siguen un tratamiento contra el glacucoma a base de  gotas. Por último, el anillo se puede quitar fácilmente si el paciente desea detener el tratamiento.

Siguiente paso
Se espera que un estudio de Fase 3 con un grupo de pacientes más grande comience a finales de 2016.
“Es emocionante ver los progresos que estamos haciendo en este campo. Este es sólo uno de varios métodos de administración de fármacos vía “liberación sostenida en el tiempo” diseñados para ayudar a los pacientes que tienen problemas para seguir un tratamiento que les obliga a ponerse gotas en los ojos todos los días. Está claro que en un futuro muy próximo veremos en el mercado muchos dispositivos capaces de mejorar la calidad y la precisión de los tratamientos tradicionales.” dijo el Dr. Brandt.
Los investigadores observaron que el dispositivo podría ser utilizado para tratar más de un problema ocular a la vez. El anillo podría ser impregnado con múltiples medicamentos, para por ejemplo, tratar de una sola vez: alergias oculares, ojo seco y el glaucoma. Sin olvidar que abriría también la puerta a tratar a aquellos pacientes que por su edad o por su estado degenerativo no pudiesen seguir un protocolo tradicional de tratamiento.
El artículo fue publicado recientemente en la revista Opthalmology, os dejo el link por si estás interesados: http://www.aaojournal.org/article/S0161-6420(16)30203-2/abstract

About Author

Advertisement

Publicar un comentario

 
Top