Admisión 2020 - 2

 

Infolentes Infolentes Author
Title: El hombre podría cambiar el tamaño de sus pupilas a voluntad, algo que los científicos creían imposible
Author: Infolentes
Rating 5 of 5 Des:
  En algún momento hemos presenciado hazañas de personas que pueden mover las orejas, enrollar la lengua, pero ¿qué tal contraer y dilatar l...

 

En algún momento hemos presenciado hazañas de personas que pueden mover las orejas, enrollar la lengua, pero ¿qué tal contraer y dilatar las pupilas a pedido?

Un nuevo informe recopila un caso considerado único, donde muestra la capacidad para cambiar sustancialmente el tamaño de la pupila en ambas direcciones que, hasta ahora, no ha podido explicarse por ningún mecanismo indirecto conocido. Se trata de un estudiante de 23 años en Alemania, capaz de encoger y agrandar sus pupilas a demanda, una hazaña que antes se creía imposible.

Las pupilas tienden a dilatarse (agrandarse) en situaciones de poca luz. Esto permite la entrada de más luz a los ojos, lo que hace que sea más fácil de ver. Caso contrario, cuando hay mucha luz, sus pupilas se contraen.

El control directo de la musculatura pupilar es considerado imposible. En casos anteriores se ha asociado con estrategias indirectas, involuntaria e inconsciente, donde se involucra a la imaginación o desviación de la atención. Por ejemplo, imaginando un entorno brillante u oscuro. También se considera posible cambiar de tamaño en respuesta a otros factores, como el aumento de la excitación física o mental.

Nadie pensó que fuera posible cambiar el tamaño de la pupila al controlarla directamente como un músculo, hasta que un estudiante de psicología de la Universidad de Ulm en Alemania se presentó a uno de los autores y le dijo que era capaz de cambiar el tamaño de sus pupilas a voluntad. El joven de 23 años, identificado en el informe del caso por sus iniciales, DW, no presenta trastorno psiquiátrico ni neurológico agudo. DW no se habría dado cuenta de que tenía esta habilidad hasta que jugó juegos de computadora durante largos períodos de tiempo a la edad de 16 años.



«Le mostré a un amigo que puedo ‘temblar’ con mis globos oculares y él notó que mis pupilas se volvían pequeñas», dijo DW a los autores del artículo. «Contraer la pupila se siente como agarrar, tensar algo; hacerla más grande se siente como liberar completamente, relajar el ojo».

Al comienzo, cambiaba el tamaño de la pupila al enfocarse delante o detrás de un objeto, pero con la práctica habría conseguido hacerlo sin enfocarse en los objetos ni imaginando un ambiente oscuro o brillante.

Después de una serie de pruebas, los investigadores no encontraron indicios de algún mecanismo indirecto, DW podría dilatar sus pupilas aproximadamente 2,4 mm y contraerlas unos 0,8 mm de diámetro.

Los investigadores también usaron un tipo de escáner cerebral conocido como imagen de resonancia magnética funcional (IRMf), como resultado, descubrieron una mayor activación de ciertas partes del cerebro relacionadas con la volición, o la capacidad de decidir y hacer algo por libre voluntad.

A pesar de haber realizado muchas pruebas, que se describen en el informe, no pueden decir con certeza que DW estaba controlando directamente sus pupilas, pero no se encontró ninguna evidencia de que estuviera usando estrategias indirectas.

Los investigadores consideran que en futuras investigaciones con otras personas que tengan esta capacidad proporcionaría una comprensión más completa del fenómeno.

El informe se encuentra publicado en la revista International Journal of Psychophysiology.


About Author

Advertisement

Publicar un comentario

Más de 51 países nos visitan

Gizmodo en Español

 
Top